NUESTRA VISIÓN

“Hacer discípulos a través de grupos en casas a fin
de transformar la ciudad, la nación, y el mundo
con el mensaje del evangelio del reino.”

1. ¿Cómo lo hizo Jesús?

1. Tuvo compasión de las multitudes. (Ganó)
▪ Jesús tenía compasión por las multitudes que lo seguían (Mt. 9:35-37)
▪ Jesús nunca pensó en pocos, siempre en muchos, por eso entrenó a doce para cuidar las multitudes.
▪ Para tener compasión por las multitudes necesitamos entender que toda persona tiene un alma que hay que ganar, desde el que vive debajo del puente hasta el que edificó el puente. Todos deben ganar la vida eterna.
▪ Jesús lo hizo predicando en los campos y haciendo grupos en las casas, a estos grupos les llamamos en nuestra iglesia H2Groups.

2. Manifestó Su Poder. (Consolidó)

Jesús llenó las necesidades de las personas manifestando su sanador y liberador.
▪ El propósito del poder es que las personas sean liberadas, afirmadas, y crean en al Señor. (Mr 1.27-45, Mr 2 1-12, Jn 2.23, Jn 6.2)
▪ En nuestra iglesia consolidamos a los que han sido ganados a través de 3 pasos:
1. La NPT: Les entregamos el manual “Nací Para Triunfar” y visitamos sus casas la misma semana en que fueron ganados.

2. La asignación al Grupo: Para que la persona pueda ser cuidad efectivamente, inmediatamente después de la conversión se le debe asignar a un grupo donde pueda compartir con otros creyentes.
3. La LBS: Les enseñamos Liberación, Bendición, y Sanidad, a través de tres diferentes clases.
4. El Peniel: Les ministramos profundamente en nuestro retiro espiritual donde el poder de Dios es manifiesta a través de señales, sanidades, liberación, y bautismo en el Espíritu Santo.
5. El Bautismo en Agua. Durante uno de los servicios en nuestra iglesia se le bautizamos en agua celebrando su transformación como Jesús nos mandó.

3. Escogió a doce personas. (Discípulo)

Llamó a los que Él quiso. El escogió a sus discípulos, no sus discípulos a él.
(Mt 9:35 al 10:4)
▪ Escogió con propósito, por el objetivo a conseguir (cuidar las multitudes).
▪ Estableció un número determinado de obreros: los 12.
▪ Discipular no es adoctrinar, es formar personas. El los llamó para ser hechos “pescadores de hombres”.
▪ Jesús discipuló a quien quería trabajar, no sólo aquel que quería oír o aprender. Ser un discípulo es ser un obrero del Señor y colaborador en la visión de Dios.
▪ En H2o discipulámos como lo hizo en Jesús, a través de un sistema de entrenamiento llamado “Agentes de Paz”. Este es dado por un líder una vez a la semana desde las casas a las personas que están siendo discipulados. Este proceso dura tres meses (12 clases de 45 minutos).

4. Los envió a hacer los mismo. (Envió)

Después de haberlos discipulado les dio autoridad sobre toda fuerza del enemigo y los envió de dos en dos a hacer lo mismo (ganar, consolidar, discipular, y enviar a otros). (Lucas 10:19)
▪ Fueron tan efectivo que volvieron con 72 discípulos entrenados (12 discípulos por cada 6 pareja que Jesus envió) a los cuales Jesús envió de igual manera. (Lucas 10.1-2)
▪ En H2o usamos una graduación especial llamada “Lanzamiento” en la cual damos autoridad a los discípulos para ser enviados y hacer en la vida de otros lo que Dios hizo en ellos a través de sus líderes.

Jesús dijo que la mies es mucha, y que los obreros pocos. El dijo que pidiéramos al Señor que enviara más obreros. La cosecha siempre traerá consigo más mies, que requerirá más obreros. Lo que Dios busca y establece son personas dispuestas a trabajar en la obra del Reino (La mies).

Todo obrero con la visión correcta levantará la mies, consciente que hay que ganar, consolidar, discipular y enviar más obreros. Siempre que se recoge la mies se deben hacer más obreros, quienes traerán más cosecha.

Tu eres el obrero que Dios utilizará para transformar esta ciudad un discípulo a la vez.

Eres Nuevo en H2O o quieres ser parte de un Grupo